Office Phone Booth

“Office Phone Booth” cabinas telefónicas para tu oficina

Solo un minuto de paz en medio de la vorágine y el bullicio de la oficina. Ese es el secreto deseo de muchos trabajadores. Salir al pasillo al lado de los ascensores, encerrarse en el baño, o incluso salir a una terraza son algunas de las estrategias que emplean algunos para conseguir tener una conversación privada, sin ruido ambiental.

Últimamente, algunas empresas han creado una original solución a este problema común, ofreciendo un nuevo tipo de producto de oficina: las “Office phone booth”, o Cabinas telefónicas.

Se trata de pequeñas habitaciones prefabricadas que son totalmente independientes, a diferencia de los clásicos separadores de cubículos en las oficinas de plano abierto. La mayoría son del tamaño de una cabina telefónica, pero algunas pueden acoger a dos o incluso cuatro personas (una mini-sala de reuniones).

Disponen de cuatro paredes y un techo, con paneles insonorizados, sistemas de ventilación activa y alimentación para tu portátil y dispositivos USB. Son espacios privados en todos los sentidos.

A diferencia de la mayoría de los cubículos, que albergan a un empleado cada día, estos son espacios temporales, destinados a unas pocas horas de trabajo a la vez, como máximo.

Por el contrario, las “office phone booth” o cabinas telefónicas ofrecen un espacio personal que responde a los cuatro pilares de la privacidad: sonora, visual, física, e informativa.

Las “Office phone booth” no están pensadas para reemplazar el espacio de trabajo principal. Su función dentro de la oficina es proporcionar privacidad y concentración cuando sea necesario.

Office Phone BoothEntonces, ¿por qué han surgido estas cabinas telefónicas ahora? Por un lado, porque las oficinas abiertas, a veces son demasiado ruidosas para la gente que trabaja en ellas. De alguna forma, las propias empresas son responsables al intentar acomodar demasiadas personas en un espacio demasiado pequeño.

En un espacio de trabajo abierto, todo el mundo está trabajando frente  a los demás todo el tiempo. Al mismo tiempo, hacer una simple llamada telefónica puede parecer una intrusión para tus compañeros de trabajo. Por eso ahora los empresarios apuestan por estas “office phone booth” para recuperar la productividad dentro de la oficina abierta.

Además son relativamente económicas para la empresa. Por ejemplo: si una empresa tiene un contrato de arrendamiento a corto plazo (menos de cinco años), no es rentable construir salas de reuniones, sin embargo las office phone booth como producto modular, puede ser desmontado y trasladado a tu siguiente ubicación.

Los beneficios potenciales de estas cabinas telefónicas para las empresas son evidentes. Por lo general, el empleado típico tiene 1/3 menos de espacio en su oficina que hace sólo nueve años. El precio del metro cuadrado es cada día más alto y las empresas cada disponen de menos espacio.

Las cabinas pueden convertir un pasillo especialmente ancho en una fila de oficinas privadas. Y estas mini oficinas privadas pueden devolver la eficiencia perdida a los planos abiertos, al menos de forma temporal. Aprovechar metros cuadrados no utilizados para atraer a más empleados y al mismo tiempo proporcionarles un espacio de trabajo privado evitando las distracciones es un plan perfecto para tu oficina.