Un 70% de los trabajadores en España querría teletrabajar

Un 70% de los trabajadores en España querría teletrabajar y sus empresas no se lo permiten

La tecnología ya está disponible a nivel global. De hecho, todos estamos “conectados” con el móvil, la tablet, u ordenador cada momento del día. Internet de alta velocidad se utiliza ya en la mayoría de los hogares.

Son múltiples los estudios que demuestran que la productividad aumenta cuando los empleados teletrabajan. Además según las encuestas de nuestro país, el 69% de los trabajadores por cuenta ajena prefieren trabajar desde su casa, pero sus empresas no cuentan con esa opción, o no se lo permiten.

Si la cifras de productividad y de satisfacción de los empleados que teletrabajan lo avalan, entonces ¿Por qué las empresas siguen evitando el teletrabajo?. Es cierto que las cifras de empleados trabajando a distancia en España aumentan cada día, aunque el ritmo es bastante lento.

Actualmente son 1,4 millones de teletrabajadores según el Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo elaborado por el grupo de recursos humanos e investigadores de Barceló y Asociados.

En 2008 con la crisis económica el teletrabajo aumento, convirtiéndose en una posibilidad interesante para las empresas que querían reducir costes. Al comenzar la recuperación económica en 2014 y 2015 se reducen los empleados que trabajan desde casa de forma habitual, o bien esporádica.

Algunos factores que favorecen que algunas empresas aún sean reacias al teletrabajo:

Un 70% de los trabajadores en España querría teletrabajarExperiencias fallidas de grandes empresas

Empresas como Yahoo! y Best Buy tuvieron inicialmente experiencias negativas con el teletrabajo. Pero en realidad, esto sólo prueba que el teletrabajo, si no conlleva la suficiente supervisión y evaluación, no funciona como sistema de gestión.

En el teletrabajo, al igual que el trabajo convencional en una oficina, es fundamental que exista una buena comunicación proactiva, así como una eficaz evaluación del desempeño y los resultados de los empleados. Sin estos elementos, la productividad y la eficacia se resienten igual que lo harían en un entorno de oficina tradicional.

 


Quizás te puede interesar:


 

Posibles problemas de seguridad en TI (tecnología de la información)

Algunas empresas tienen dudas sobre la viabilidad de un sistema de seguridad de TI cuando los empleados trabajan fuera del entorno controlado de la oficina. Y es que parece que cada semana otra compañía anuncia un problema de seguridad (hackers), así que es normal que las empresas se preocupen por la seguridad del teletrabajo.

Sin embargo, el teletrabajo en sí mismo no aumenta el riesgo de seguridad de una empresa. Muchos empleados acceden a las redes de su empresa a través de sus propios dispositivos, muchas veces desde casa, por la noche, o los fines de semana. La mejor solución no es rechazar la posibilidad  del teletrabajo, sino crear un marco de procedimientos y seguridad para los trabajadores remotos que ofrezca a los departamentos de TI una forma eficaz de abordar de forma preventiva los problemas de seguridad.

Imposibilidad de trabajar en equipo

Es curioso, pero el trabajo en equipo y la colaboración entre empleados siguen contemplándose como actividades únicamente viables en persona. La realidad es bien diferente, ya que las tecnologías existentes de vídeo y de pantalla compartida proporcionan excelentes foros para el trabajo en equipo. De esta forma, los empleados pueden centrar más la atención en las ideas y la colaboración eliminando, o minimizando las distracciones.

Es cierto que tanto el trabajo en equipo, como la colaboración pueden incentivarse gracias a la interacción directa en la oficina, pero también pueden sufrir.

Dentro del mundo laboral el teletrabajo es ya una realidad que lentamente se va implantando. Sin embargo, no hay que olvidar que la mayoría de los que toman decisiones en las empresas son hombres de unos 60 años que han vivido en la cultura de, quien más trabaja es más valorado, y por eso tienden a necesitar controlar presencialmente a sus trabajadores.