Síndrome de edificio enfermo

Un tercio de los edificios de nueva construcción y rehabilitados sufren de Síndrome de edificio enfermo

¿Tu personal se queja a menudo de problemas como dolores de cabeza, rinitis y picores? ¿Has notado que la gente se está tomando muchas más bajas por enfermedad, de lo habitual? Si es así, podría tratarse de un problema de Síndrome del Edificio Enfermo.

Síndrome de edificio Enfermo es el término aplicado a una situación en la que algunas o todas las personas que ocupan un edificio (generalmente trabajando o viviendo en él) experimentan efectos de salud inespecíficos como dolores de cabeza, mareos, náuseas, picor de ojos, o garganta irritada, tos seca, o irritación de la piel.

A veces, el término se aplica también a los síntomas mismos. Estos efectos pueden estar localizados en una parte del edificio, o estar presentes en todo su perímetro. Generalmente son causados por la mala calidad del aire interior.

La definición de Síndrome de Enfermo requiere que los síntomas, por lo general, desaparecen poco después de salir del edificio, aunque algunos efectos pueden persistir, y que los síntomas no pueden ser atribuidos a una causa, o enfermedad específica.

Síndrome de edificio enfermo

El Síndrome de Edificio Enfermo se diferencia claramente de las enfermedades relacionadas con la construcción, que son enfermedades diagnosticables atribuidas a contaminantes específicos transmitidos por el aire dentro de un edificio.

Este síndrome fue descubierto e identificado por primera vez en la década de 1970.  En un informe de 1984 de la Organización Mundial de la Salud mostraba cómo hasta el 30% de los edificios nuevos y reformados podrían tener problemas con la calidad del aire interior lo suficiente como para causar síntomas de salud.

La causa más común es la inadecuada ventilación de los edificios. Los contaminantes químicos también son contribuyentes potenciales al síndrome; estos incluyen compuestos orgánicos volátiles emitidos por alfombras, tapicería, agentes de limpieza y otras fuentes y productos de combustión, incluyendo material particulado y monóxido de carbono producido por dispositivos de calefacción tales como chimeneas y estufas.

 


Quizás te puede interesar:


 

Los contaminantes biológicos como el moho, el polen, los virus, las bacterias y los excrementos de animales también pueden contribuir al síndrome de edificio enfermo.

Muchos de estos factores están interrelacionados. Por ejemplo, un mal diseño y unos sistemas de aire acondicionado mal mantenidos pueden provocar problemas con la ventilación y con el control de temperatura y humedad.  

El Síndrome de Edificio Enfermo es difícil de evaluar porque sus síntomas son comunes y podrían tener muchas otras causas, como alergias o estrés, y pueden estar influenciados por factores psicológicos, como la aversión al trabajo, o al lugar de trabajo.

También existe una oposición natural entre los intereses de los propietarios y ocupantes de edificio en un caso de sospecha de Síndrome de Edificio Enfermo. Los ocupantes pueden pensar que está causando sus síntomas de salud y exigir inspecciones y modificaciones al edificio, mientras que el propietario puede no creer que el edificio es la causa de sus síntomas y, por lo tanto, puede ser reacio a pagar por cualquier inspección o reforma.

Además, algunos médicos creen que este síndrome no es un término significativo y que debe abandonarse, mientras que otros han argumentado que las investigaciones sobre el síndrome de edificio enfermo deben incluir la evaluación de los aspectos psicológicos y sociales, así como de los aspectos físicos, ambientales y biomédicos.



Si quieres recibir cada mes en tu correo la actualidad Gabiteco puedes apuntarte aquí (No enviaremos más de 1 al mes)


Por favor, seleccione los canales por los que quiere que Gabiteco le informe:

Usted puede desuscribirse cuando lo desee haciendo click en el enlace del footer de los correos que reciba. Para más información acerca de nuestra politica de privacidad, por favor visite nuestra web.

We use Mailchimp as our marketing platform. By clicking below to subscribe, you acknowledge that your information will be transferred to Mailchimp for processing. Learn more about Mailchimp's privacy practices here.